Rectoría e instituciones gubernamentales del ramo

El sistema turístico está influido por las constantes transformaciones sociales, económicas y tecnológicas que generan escenarios que evolucionan a gran velocidad en todo el mundo y en la República de El Salvador en particular, lo que ha hecho necesario adoptar nuevas formas de gobernanza pública, basadas en la transparencia, la rendición de cuentas y la participación ciudadana, lo que ha implicado la revisión de las esferas de acción del Gobierno Nacional, que en el ámbito turístico es representado por el Ministerio de Turismo. Las nuevas fórmulas de rectoría turística en El Salvador, han estado asociadas con la transformación de la política pública como factor de cohesión social, a partir de una visión de desarrollo centrada en la gente, que implica el fortalecimiento de un concepto de gobernanza basada en un enfoque dual:

EL ROL DEL ESTADO

De un lado define el rol orientador, coordinador e impulsor del Ministerio de Turismo como responsable de la rectoría de la actividad turística en el país, a quién le corresponde definir la Política Nacional de Turismo y el Plan Nacional de Turismo, generar información estratégica, establecer mecanismos de interlocución e interrelación y coordinar los esfuerzos de los diversos actores y sectores que participan en el desarrollo de la actividad en el país.

COMPROMISO COMPARTIDO

Simultáneamente, reconoce que el desarrollo turístico no puede ni debe interpretarse como el compromiso de un sólo actor, pues para lograrlo se requiere la participación individual y colectiva de los diversos actores relacionados con la actividad: instituciones del gobierno central y las municipalidades; las grandes, medianas, pequeñas y micro empresas; las agencias de integración y cooperación internacional; la sociedad civil organizada y la ciudadanía en general.

ENFOQUE DE GOBERNANZA TRANSVERSAL

 RECTORÍA

Por una parte, fortalecer la capacidad de gestión y el estatus político del Ministerio de Turismo; así como promover las coincidencias programáticas y la homologación del marco normativo de las instituciones gubernamentales que participan en el desarrollo de los diversos componentes que inciden en el desarrollo y consolidación de la operación competitiva y sostenible de la actividad.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Por la otra, la participación de la población en asuntos públicos relacionados con el turismo a fin de procurar una gestión más inclusiva y corresponsable; la articulación de a los sectores públicos, privados y sociales, alineando los esfuerzos y recursos que se invierten en el desarrollo y posicionamiento de los destinos turísticos del país; propiciando que todos los salvadoreños, de todas las regiones, disfruten del patrimonio del país y obtengan beneficios del turismo, lo que implica la participación activa y responsable de la sociedad civil como base para el desarrollo del sector, y el protagonismo del sector empresarial en el ámbito comercial.

La Política Nacional de Turismo de la República de El Salvador, está alineada con el marco institucional del país, y toma en cuenta las diferentes relaciones de jerarquía y de cooperación de las instancias públicas y privadas que participan en el desarrollo de la actividad turística; para asegurar la congruencia de las propuestas con las leyes nacionales que dan sentido de orden al desarrollo del país, y fortalecen el sistema de gobernabilidad, lo que permitirá la permanencia en el tiempo de los planteamientos estructurales que propone, así como la participación articulada y coordinada de los diversos actores públicos y privados que participan en la actividad.

CONSIDERACIONES INSTITUCIONALES

DESARROLLO ECONÓMICO CON JUSTICIA SOCIAL

La Constitución de la República de El Salvador, establece que el orden económico debe responder esencialmente a principios de justicia social, que tiendan a asegurar a todos los habitantes del país, una existencia digna del ser humano; y que el Estado promoverá el desarrollo económico y social mediante el incremento de la producción, la productividad y la racional utilización de los recursos. Es de interés nacional estimular el desarrollo de la actividad turística, teniendo en cuenta que el territorio de la República, está dotado de recursos que por su ubicación geográfica y sus características culturales, históricas y naturales, tienen gran potencial de desarrollo turístico, cuya utilización racional contribuirá a mejorar y diversificar la oferta turística, a la creación de nuevos espacios de trabajo y oportunidades productivas; con ello, generar mayores niveles de ocupación y empleo y el mejoramiento de la calidad de vida de la población basándose en la sostenibilidad como fórmula inseparable de la competitividad.

COOPERACIÓN INSTITUCIONAL

Diversas instituciones gubernamentales tienen atribuciones relacionadas con distintos ámbitos que inciden en el desempeño del turismo, por lo que es indispensable que exista una estrecha colaboración de los ministerios con incidencia en el turismo y sus instituciones adscritas con el Ministerio de Turismo para lograr que el turismo sea una actividad competitiva y sostenible, que coadyuve a resolver los grandes retos del país

DESCENTRALIZACIÓN

La Constitución establece que los municipios serán autónomos en lo económico, en lo técnico y en lo administrativo, y se regirán por un código municipal, que sentará los principios generales para su organización, funcionamiento y ejercicio de sus facultades autónomas. Los municipios estarán obligados a colaborar con otras instituciones públicas en los planes de desarrollo nacional o regional. Y que las decisiones que se toman en el ámbito municipal son determinantes para el desarrollo armónico del turismo. Es en el ámbito de las localidades donde se encuentran los visitantes y los anfitriones, donde convergen el patrimonio, la infraestructura, la superestructura y los servicios turísticos y culturales que posibilitan su accesibilidad física y comercial, lo que hace necesario diseñar propuestas creativas que generen una diferenciación sustancial de los destinos aprovechando las singularidades de cada comunidad y territorio.

SOCIEDAD CIVIL

Es obligación del Estado garantizar a los habitantes de El Salvador el derecho de asociarse libremente y fomentar la participación de la sociedad civil dentro de sus programas de desarrollo social para lograr eficiencia, manteniendo bajo su tutela las funciones normativas, de supervisión y fiscalización. En el país operan asociaciones y fundaciones, cuyo esfuerzo y trabajo ha brindado resultados positivos en el mejoramiento de las condiciones de vida de muchas familias salvadoreñas al realizar acciones tendientes al desarrollo económico, social y ambiental del país, incidiendo en diversas cuestiones relativas al desarrollo armónico del turismo. INTEGRACIÓN REGIONAL El Estado salvadoreño promueve la integración humana, económica, social y cultural con las repúblicas americanas y especialmente con las del istmo centroamericano, y es miembro activo del Sistema de Integración Turística Centroamericana y la Organización Mundo Maya, lo que representa una oportunidad para generar proyectos de desarrollo regional, intercambiar experiencias en materia de nuevas modalidades de turismo y crear circuitos regionales que fortalezcan su posicionamiento en los mercados de larga distancia y actividades turísticas transfronterizas que extiendan los beneficios del turismo entre las regiones vecinas.

 

Compartir

Boletín de noticias

Play Store App Store