Introducción

  • Con la aprobación del préstamo por 25 millones de dólares otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en abril de 2015 para el financiamiento del Programa para el Desarrollo de la Franja Marino Costera de El Salvador, el Ministerio de Turismo (MITUR) como organismo ejecutor del préstamo, ha dado inicio a la ejecución del Programa, contando con el apoyo técnico y operativo de la Corporación Salvadoreña de Turismo (CORSATUR) y el Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU).

    Para alcanzar su objetivo de incrementar el ingreso y el empleo turístico en El Salvador, los fondos del préstamo serán invertidos en proyectos que se ejecutarán en los once municipios que conforman el área de influencia del Programa: Chiltiupán, Comasagua Jayaque, La Libertad y Tamanique en el departamento de La Libertad y Alegría, Berlín, Jiquilisco, Puerto El Triunfo, San Dionisio, Usulután en el departamento de Usulután. Los recursos y atractivos turísticos de estos municipios, les merecieron ser propuestos para estar dentro de la zona de intervención del Programa, a través del cual se espera beneficiar a 268,126 personas; 3,053 empleados formales y directos en el área turística y 876 empresas dedicadas al turismo.

    Estas inversiones han sido divididas en cuatro componentes para cubrir las áreas de puesta en valor de atractivos turísticos (46%), emprendimiento local (8%), gobernanza turística (13%) y gestión ambiental (26%):

    El componente 1 está dirigido a poner en valor bienes públicos que permitirán incrementar la intención de visita y la estadía de los turistas en La Libertad y Usulután. Incluye inversiones en instalaciones para facilitar el desarrollo de productos de turismo de sol y playa y ecoturismo, así como el acondicionamiento urbano o del entorno en las principales localidades y áreas turísticas. Se financiarán tanto obras como estudios técnicos, económicos y socio-ambientales, y planes de recuperación de costos, mantenimiento y operación.

    A través del componente 2, dirigido al emprendimiento local, se financiará un plan de acción para incrementar la formalidad en el sector, asistencia técnica y capacitación a MIPYMES y recursos humanos para impulsar la calidad de los servicios, la gestión ambiental y la responsabilidad social, a partir de un diagnóstico de las necesidades de capacitación del sector y un análisis de la cadena de valor turística. Igualmente se cubrirá parcialmente el costo de la mejora de micro-negocios turísticos y conexos ubicados en las áreas beneficiarias.

    La gobernanza turística es el eje central del componente 3, para lo cual se financiará la ampliación y actualización de los sistemas nacionales de información y estadísticas turísticas y del registro y categorización de la oferta privada. Igualmente se actualizará en marco normativo del sector y se fortalecerán las municipalidades y administraciones nacionales de turismo en temas como ordenamiento territorial y urbano, planificación, control y fiscalización turística y mecanismos de articulación público-privada. La Policía de Turismo (POLITUR) contará con capacitación y equipamiento informático, de movilidad y comunicación.

    Para asegurar la conservación de los recursos naturales que son la base de la actividad turística, a través del componente 4 se financiarán planes de ordenamiento territorial en áreas naturales de importancia turística en la Costa del Bálsamo y Bahía Jiquilisco, diseño e implementación planes de manejo y uso público de áreas protegidas y zonas de alta biodiversidad y obras para el tratamiento de aguas residuales en áreas turísticas estratégicas identificadas para el Programa. Así mismo se fortalecerán las oficinas ambientales del área de influencia con equipamiento, asistencia técnica y capacitación.

  • Con el fin de facilitar la coordinación interinstitucional y dar seguimiento a la ejecución de los proyectos, en abril de 2015 el ministro de Turismo firma el acuerdo para la conformación de la Unidad Coordinadora del Programa, dando cumplimento a lo establecido en el contrato de préstamo. Esta Unidad Coordinadora instalada en la sede del MITUR, depende directamente del Despacho Ministerial y es el eje institucional para la dirección, administración y ejecución del Programa. Es además responsable de establecer los mecanismos de coordinación interinstitucional del MITUR con los órganos públicos relacionados con el Programa, incluyendo a CORSATUR, ISTU, MARN, ANDA, POLITUR, gobiernos municipales y otros organismos participantes en el Programa. Conformada por una coordinadora general, seis especialistas y una asistente administrativa, la Unidad Coordinadora inició sus labores en octubre de 2015, quedando sus oficinas formalmente inauguradas el 14 de enero de 2016.

 

Compartir